El comité de empresa de la Cofradía de las Siete Palabras de Sevilla acordó ayer convocar huelga indefinida tras asamblea de los trabajadores. Los motivos son, fundamentalmente, que la última capa de pan de oro que se ha dado al trono del Cristo ha superado el peso establecido por convenio para cada costalero. La hermandad se ha negado a retirar esta capa porque, según el hermano mayor, “Dios lo ha querido”.
Los hermanos penitentes se han sumado a la movilización, pero como no han avisado con la suficiente antelación deberán procesionar igualmente. En solidaridad con sus compañeros en lugar de cargar con una pesada cruz llevarán dos escobas atadas en forma de T.
Anoche se acordaron los servicios mínimos. 45% de costaleros en el tramo oficial desde la Campana hasta la Catedral y un 65% en el resto del recorrido. Por su parte el ministerio, que es quien ha impuesto estos servicios mínimos, no termina de saber qué legislación aplicar. 
El sindicato USO reclamaba un 105% de servicios mínimos, lo que era imposible a ojos de la propia cofradía porque, como han declarado las partes, “debajo del paso no cabe más gente, ya vamos como piojos en costura”.